A Boca do Monte

0 / 5

A Boca do Monte

Así, con tan gráfica expresión, llaman las gentes del lugar a lo que en los mapas aparece como Montefurado , cerca del pueblo del mismo nombre. Ambos nombres le cuadran a este sitio que aunque no lo parezca es, o mejor dicho fué, una mina de oro. Pero una mina bien original. No se trata de una galería subterránea ni de una explotación a cielo abierto, sino de un tunel para desviar el cauce del Sil y poder acceder al oro depositado por la corriente en el cauce desecado de un meandro.

Al parecer fue en tiempos de Trajano cuando se perforó el túnel, que en origen tenía una longitud de unos 120 metros, por 20 de ancho y otros tantos de alto. No sé cuando cesó la explotación, pero sí que con el tiempo el cauce seco acabó convertido en fértil campo de cultivo. Y así hubiera continuado hasta el presente si no hubiese sido porque en noviembre de 1934 se derrumbó parte de la boca de salida, lo que redujo la longitud del túnel a algo menos de la mitad original. Además, las rocas desprendidas lo bloquearon, las aguas volvieron a circular por su cauce natural y los cultivos se inundaron¡

El proyecto para despejarlo no se hizo realidad hasta 1941, fecha desde la que las aguas circulan de nuevo por el tunel , en cuya boca de salida es visible la gran cicatriz dejada en la ladera por el derrumbe.

Lo que no volvió a su estado anterior fueron los cultivos, y hoy el meandro que desecaron los romanos está cubierto de un bosque del que bien puede decirse que vale su peso en oro.

  • Ubicación / Región Lugo

Publicar Nueva Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *