La Peña del Arcipreste

0 / 5

La Peña del Arcipreste

Ver ruta en Wikiloc

En el año 1330 se publicó un libro que los expertos consideran una de las obras cumbres de la literatura española. Se le conoce con el nombre de Libro de buen amor, y digo se le conoce porque al parecer lo que no se conoce es su título original y este, que le fue dado siglos más tarde, hizo fortuna. Lo que sí se sabe es el nombre del autor, Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, de cuya biografía por lo demás es poco lo que se sabe.

Seiscientos años más tarde, para conmemorar el evento, y cuando en España empezada a tomar cuerpo la política de conservación de espacios naturales, a instancias de Ramón Menéndez Pidal se propuso declarar como Sitio Natural de Interés Nacional un paraje de la Sierra de Guadarrama en que Juan Ruiz situó una de sus andanzas. Se le dió el nombre de La Peña del Arcipreste, situada junto al collado por el que discurre uno de los caminos históricos que cruzan la Sierra de Guadarrama.

Como Balat-Humay se conoció a este camino en la Edad Media , luego el nombre derivó a Valathomé y hoy se le conoce como camino de Tablada. Por él pasó en el año 939 el califa Abd al-Rahman III al mando de su ejercito para enfrentarse al leonés Ramiro II en la batalla de Simancas, en la que se decidió el control de las tierras al sur del Duero. Y años más tarde este fue el camino que uso Almanzor en las numerosas razzias que lanzó al norte del Sistema Central.

Ya cerca del collado se encuentra la Fuente de Aldara, así bautizada por ser aquí donde el imaginario ha situado el supuesto encuentro del Arcipreste con la vaquera de ese nombre.

Temiendo morir de frío pidió que le acogiera, a lo que ella contestó que lo haría con gusto “si l’ fuese bien pagada”. Y como era “fermosa, lozana e bien colorada” con ella fuese el Arcipreste, partidario, según dice, de probar de todo para luego saber escoger, particularmente en materia amorosa pues él mismo dice de sí mismo que “sentí por las mujeres, a veces, gran amor”.

Un poco por encima de la fuente, en unos grandes bloques graníticos, hay dos inscripciones grabadas.

En la inferior se reproducen los primeros versos con que describió el Arcipreste el encuentro
“Cerca de Tablada,
la sierra pasada,
me hallé con Aldara,
a la madrugada.
En lo alto del puerto
temí caer muerto
de nieve y de frío
y de aquel rocío

y de gran helada.

La segunda es la dedicatoria de este lugar al Arcipreste y bajo ella, protegida en una grieta, una caja de madera ante la que no podemos evitar sentirnos por un instante como los protagonistas de La isla del tesoro. Y un tesoro es en realidad lo que guarda en su interior , en forma de dos libros que, aunque a buen seguro no habrían despertado la codicia de John Silver el Largo, son más valiosos que las riquezas que él y sus piratas perseguían.

El primero es un libro de firmas, para que quien lo desee deje testimonio de su visita a este lugar, y la verdad es que son muchos los que han llenado sus páginas con hermosas palabras de aprecio por una obra escrita hace casi setecientos años.

El segundo es un ejemplar del Libro de Buen Amor, que sin duda han leído al menos en parte todo el que ha llegado hasta aquí, tal como yo he hecho cada vez que he recorrido el histórico sendero.

Ensimismado en la lectura no por ello dejo de percibir, en el silencio del bosque, el repiqueteo del pito picapinos, el áspero grito del zorzal charlo, la llamada de una abubilla, el suave silbido del carbonero garrapinos y el ladrido de un corzo asustado por mi presencia. Hoy son ya pocos los que transitan lo que en tiempos fue ajetreado camino, paso obligado entre las dos mesetas , pues dejó de estar en uso cuando en el siglo XVIII se desvió su trazado unos cientos de metros al oeste hasta el actual Puerto de Guadarrama.

English Summary

The book of good love , written by the Archipriest of Hita in 1330, is one of the masterpieces of Spanish literature. One of the sex adventures that the author describes took place in a winter night on one of the historical trails that cross the Sierra de Guadarrama, where he met the not very beautiful Aldana. Six hundred years later the place was protected and a copy of the book placed inside a box under a rock to be read by all who wish to climb up to the place.

Publicar Nueva Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *