Ovejas negras y vacas blancas

0 / 5

Ovejas negras y vacas blancas

Los científicos han acuñado la expresión “Sexta extinción” para referirse a la rapidísima desaparición de especies que está teniendo lugar, equiparable a los cinco grandes procesos de extinción que de forma natural han tenido lugar desde que la vida apareció sobre la Tierra.

Esta crisis afecta también a las plantas cultivadas y a los animales domésticos, cuya domesticación, conocida como la Revolución del Neolítico, cambió para siempre la historia de la humanidad. Multitud de variedades vegetales y de razas animales han visto reducidos drásticamente sus efectivos y, para evitar que se extingan, son objeto de programas de conservación por parte de organismos públicos y por particulares. Dos buenos ejemplos de estos programas son los que llevan a cabo unos pocos ganaderos y alguna ONG con las ovejas de raza merina negra y las vacas de raza blanca cacereña.

Aunque su lana no tiene nada que envidiar en calidad a la de las ovejas merinas blancas, lo cierto es que a la de merina negra no se le pueden aplicar muchos tientes, por lo que sus rebaños fueron desapareciendo paulatinamente, hasta el punto de que hoy está clasificada como En Peligro de Extinción en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España. Uno de los pocos rebaños que aún se conservan es el que mantiene laFundación Global Nature en su finca  de El Baldío de Talaván. Esta ONG contribuye así a mantener la variabilidad genética de la raza, hoy poco valorada pero que, según sus criadores, es más rústica y resistente a las enfermedades que su pariente blanca.

La misma Fundación y en la misma finca mantiene una vacada de blanca cacereña, también clasificada como En Peligro de Extinción. Grandota, huesuda y cornalona, la blanca cacereña tiene un aspecto imponente, aunque en realidad es un animal extraordinariamente manso y dócil, utilizado en el pasado para arrastrar el arado y tirar del carro.

Y del mismo modo que se dice que la decadencia de la merina negra lo provocó la caída de demanda de sotanas, uniformes militares y mantas de pastor, la de la blanca cacereña llegó de la mano de la mecanización del campo, donde los tractores hicieron innecesarios los servicios que este hermoso animal había prestado durante siglos. Pero no podemos permitir que se extingan, porque tanto las merinas negras como las blancas cacereñas, y tantas y tantas variedades vegetales y razas animales en su misma situación, son portadoras en sus genes de unas características únicas que costó milenios seleccionar. Y aunque hoy no nos parezcan de gran utilidad, seguro que en el futuro gozaran de más aprecio, a medida que progrese la capacidad para utilizar el patrimonio genético que atesoran. Además, siempre serán testigos vivos del largo proceso que se inició 9.000 años atrás, cuando el hombre domesticó las primeras plantas y animales e inició la selección de los rasgos que hicieron de cada planta y animal doméstico algo único e irrepetible. Un proceso que aunque sólo ocupe unas líneas en los libros de historia, ha sido más trascendente para la humanidad que todas las guerras y batallas que narran esos mismos libros. Pues nos han proporcionado los alimentos y la fuerza de trabajo sin los que hoy seguiríamos siendo tribus nómadas de cazadores-recolectores.

English Summary

Scientist have coined the term Sixth extinction for the fast loss of species that is taking place, comparable to the five great natural events of extinction since life appeared on Earth. This crisis also affects cultivated plants and domestic animals, whose domestication, known as the Neolithic Revolution, changed for ever the history of mankind. Many plant varieties and animal races have dramatically reduced their numbers and to prevent their extinction conservation programs are being implemented. Two good examples of these programs are those about the black merino sheep and the cacereña white cow. The quality of the wool of the first has nothing to envy to her white relative, but not many dyes can be applied to it and their number decreased to the point to be classified as In Danger of Extinction. The cacereña white cow is also classified as In Danger of Extinction and despite its appearance is a very tame animal, used in the past to drag the plow and pull the cart. Even if these races now do no not seem very useful, it is sure that in the future will be more appreciated by their genetic heritage treasure. Beside that, they will always be living witnesses of the long process started 9,000 years ago, when the first plants and animals were domesticated and our ancestors made of each one of them a unique and unrepeatable plant or animal. A process with only a few lines in the history books but much more important than the wars and battles described in those books, because without them we would still be nomadic tribes of hunters-gatherers.

Publicar Nueva Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *