Tómbolo de Trafalgar

Ver ruta en Wikiloc

 

No conozco ningún arenal de la costa española en que abunden los lirios de mar como en el tómbolo de Trafalgar y sus inmediaciones. Y cuenta una leyenda que cada uno de los que aquí despliegan cada año sus hermosas flores blancas son el renovado recordatorio de cada uno de los 5.000 hombres que frente a él perdieron la vida en la confrontación entre la armada franco-española y la inglesa, tras la cual la marina española perdió frente a la británica la hegemonía naval que hasta entonces había tenido.

Dicen también los libros de geografía, y esto no es una leyenda pues es fácil de comprobar a simple vista, que las olas se adaptan a la forma de la costa en que rompen y que si en su avance encuentran un islote lo rodean por ambas partes y depositan tras él la arena que arrastran. Con el tiempo acaban por formarse una o dos barras de arena, a veces con una laguna en medio, que con el paso de los años conectan el islote con tierra dando lugar a un tómbolo. Y si hay un tómbolo famoso en España es sin duda el de Trafalgar, no solo por ser un excelente ejemplo de este tipo de accidente geográfico si no también por su posición estratégica, justo a la entrada del estrecho de Gibraltar,  que lo ha convertido tanto en monumento natural como histórico pues en él han dejado su huella todos los pueblos que por aquí han pasado. En Trafalgar, en efecto, construyeron los romanos un posible templo y una factoría de salazones; aquí también hubo un asentamiento hispano-musulmán en el siglo XII; visibles todavía son los restos de la torre del siglo XVI construida por el duque de Medina-Sidonia como parte de las defensas que hizo construir Felipe II para defender estas costas de los ataques berberiscos, además de la batalla naval de 1805 que hoy nos recuerda un sencillo monumento y aquí se alza, a la vista está, el faro construido en 1860 y hoy inactivo.

A un lado y otro del tómbolo se han formado largas playas de fina arena y ,tras ellas, cordones de dunas sobre las que crecen el bárrón, el cardo marítimo, la retama blanca y el lirio de mar.

 

Una pequeña carretera de uso peatonal lleva hasta el promontorio rocoso que dio lugar al tómbolo y sobre el que hoy se alza un faro. A medio camino un sencillo monumento nos retrotrae a 1805, con unas frases de Benito Perez Galdós en que apela a poner fin a tan sangrientas confrontaciones.

 

La laguna que en su día debió ocupar el mar entre las dos barras hoy está a cubierto de las aguas marinas por las playas y los cordones dunares que forman el tómbolo. Ya solo se encharca con el agua de lluvia, bajo el telón de fondo del islote que dio comienzo a su historia, sobre el que se alzan el faro y los restos de la torre vigía.

 

 

English Summary

Nowhere else on the Spanish coast do the sea lilies abound as in the tombolo of Trafalgar. According to a legend they flourish each year as a permanent reminder to the 5,000 men who died in 1805 in the historic naval battle of Trafalgar. In fact the strategic position of the tombolo near the Strait of Gibraltar brought here Romans, Muslims, pirates and sailors, so that the tombolo of Trafalgar is both a natural and historical monument.